- COOKIES -

En cumplimiento de lo dispuesto en ell artículo 22.2 de la ley LSSI-CE que regula el comercio electrónico en nuestro país, le informamos del uso en nuestro sitio de cookies propias y de terceros destinadas al análisis y medición del uso de nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. No obstante, usted puede obtener más información de nuestras Cookies y de cómo programar su navegador pulsando en Saber más

Acepto

Contacta con nosotros...

GOCISA Venta y distribución de electrodomésticos

Zona clientes


Secadoras / Consejos útiles

Secadoras

Consejos utilis sobre secadoras. GOCISA venta mayorista, distribución de electrodomésticosAntes de limpiar esta máquina apagarla y desconectarla de la red eléctrica.

Limpiar el filtro de la secadora después de cada ciclo de secado, y retirar los objetos y pelusas que puedan haber en el.

Después de usar la secadora, pasar un trapo por el interior del tambor y dejar la puerta abierta durante un rato para permitir que circule el aire.

Lavadoras secadoras

Las lavadoras-secadoras son lavadoras automáticas que además disponen de un sistema de secado. En una lavadora-secadora puede lavarse, centrifugarse y secarse media carga de ropa en un ciclo completo de programa.

 

¿Por qué el secado a máquina?

Secado independiente de la climatología.

Sobre todo en zonas húmedas.

Secado de mayor higiene, al no influir en la ropa la polución atmosférica.

No hay que tender y recoger la colada.

Evita que los tejidos de color destiñan y los blancos amarilleen por la acción del sol.

El gran volumen de aire caliente en una secadora deja la ropa suelta, suave, ahuecada y más esponjosa.

Facilita el planchado de la ropa y, en muchos casos, lo evita.

Mayor rapidez de secado.

Humedad residual, ¿Qué es...?

La humedad residual es (el peso de la ropa centrifugada - el peso de la ropa seca) x 100/ peso ropa seca.
El agua retenida en la ropa después del centrifugado se encuentra en el interior de las fibras. Esta humedad se elimina únicamente aplicando CALOR a la ropa.
Mediante el secado, la humedad residual de la ropa se reduce hasta los siguientes valores: Humedad alta 18 %, Humedad para planchar 13 %, Humedad ligera 8 %, Seca para guardar 0 %, Secado extra - 2%.

Sistemas de secado

De acuerdo con el sistema de eliminación de la humedad, se distinguen dos procedimientos de secado: por condensación del aire y por salida de aire.

Secado por salida de aire

El aire ambiente se conduce hasta el tambor de secado a través de los orificios del tambor propulsado por un ventilador, y pasando previamente por la calefacción. Por efecto de la corriente de aire, la humedad se desprende de la ropa. El aire caliente humedecido vuelve al exterior tras atravesar el filtro de pelusas y la rejilla de salida de aire. Para evitar condensaciones de humedad y la consiguiente pérdida de rendimiento, el conducto de salida de aire debe estar libre de obstáculos. La salida de aire conectando un tubo puede enviarse al exterior.

Instalación de secadoras por salida de aire

Nivelar el aparato. Conectar el tubo de salida a la máquina. Colocar el extremo del tubo en una ventana o cualquier salida al exterior. Está terminantemente PROHIBIDO llevar el tubo de salida a chimeneas de calefacciones, cocinas de gas o de combustibles sólidos.

Condensación

Este sistema se compone de 3 subsistemas independientes: Circuito de refrigeración, Circuito cerrado de aire, Dispositivos de eliminación y captación del agua de la ropa.
El aire frío circula a través de la resistencia, se calienta, y pasa al tambor de secado. En el tambor la ropa suelta la humedad y ésta a través del filtro de pelusas, se conduce al intercambiador de calor. La humedad desprendida del aire se recoge en la bandeja del condensador, y por medio de la bomba de vaciado se recoge en el depósito de agua. Cuando éste depósito está lleno, se avisa por medio de una señal luminosa y/o acústica para vaciarlo. El aire frío es impulsado por el ventilador a través del intercambiador de calor, pasa a lo largo del tambor y vuelve a salir por las ranuras de la parte posterior.

Instalación de secadoras por condensación

No requiere una salida al exterior. Nivelar el aparato. Estas máquinas tienen la posibilidad de evacuar el agua condensada hacia el desagüe, anulando el paso del agua al depósito que incluye la máquina.

De interés...

Control de programas

Un programa de secado puede ser controlado: Manualmente, en base al tiempo seleccionado, electrónicamente, en base al grado de humedad de la ropa. ( Secado automático).
A través de los sensores, se informa constantemente a la electrónica de las diferencias de temperaturas del aire en diferentes puntos. Posición de los sensores de temperatura: Antes de la resistencia, Después de la resistencia, en la entrada al tambor, En la puerta pasado el filtro de pelusas.
Medida de la humedad: La conductividad eléctrica de la ropa húmeda es mucho mayor que la de la ropa seca. A través de unos eléctrodos se mide constantemente la resistencia de la ropa y por consiguiente, la sequedad de ésta.

Seguridad

Bloqueo de la puerta. Los termostatos de seguridad aseguran una temperatura adecuada de secado y evitan que se queme la ropa. Termostato rearmable manualmente.

Torre de lavado

Una torre de lavado es simplemente la colocación de la secadora encima de la lavadora. Se usa un KIT de montaje para fijar las patas de la secadora encima de la lavadora.

Mantenimiento

Limpiar el filtro de pelusas después de cada secado. Limpiar el intercambiador de calor regularmente. Vaciar el depósito de agua cuando esté lleno.

Encogimiento del algodón

Uno de los motivos más frecuentes de reclamación es el encogimiento del algodón. Este fenómeno ocurre fundamentalmente con las prendas nuevas y en el primer secado. En la fabricación de estos tejidos, el hilo se dilata fuertemente. En el lavado, la dilatación se neutraliza parcialmente. Con el secado al aire, debido al peso de la ropa, se contrarresta dicho encogimiento. En cambio, con el secado a máquina, el constante movimiento relaja las tensiones y la ropa sigue encogiéndose.

Consejos para cuidar la ropa

Secar los tejidos delicados con baja temperatura y las prendas acrílicas con programas de tiempo. No secar las cortinas de materiales sintéticos, debido al riesgo de producción de arrugas. No secar prendas de lana. Aplicar el secado extra sólo a prendas gruesas o de varias capas. No usarlo con prendas de algodón para evitar que se encojan.

Centrifugar al máximo giro posible. Limpiar el filtro de pelusas después de cada secado. Seguir las instrucciones de uso en cuanto a carga de ropa y clasificación por clases de prendas. En las secadoras de salida de aire, cuidar la buena ventilación de la máquina.

La lana es muy sensible. No puede ser tratada en la secadora, pues puede llegar a inutilizarse. Los tejidos propensos a arrugarse deben secarse en cantidades muy reducidas. Deben ser sometidos a fase de enfriamiento. Una vez retirados de la máquina se deben colocar extendidos. Poca temperatura